El futuro del Renault Twizy pasa por Corea del Sur

Renault ZOE superó con éxito trayecto de Medellín a Bogotá y afrontó ‘Travesía 2019’ hacia Santa Marta
21 enero, 2019
Grupo Renault aumentó ventas
28 enero, 2019

La continuidad del pequeño y asequible Renault Twizy pasa por Corea del Sur, uno de los principales mercados asiáticos. Tras decidir trasladar allí su producción y realizar una correcta promoción del mismo, el cuadriciclo eléctrico de Renault se ha convertido en una sensación vendiéndose más de 1.000 unidades del mismo en un solo mes.

El Renault Twizy es uno de los vehículos más distintivos que podemos encontrar actualmente en la gama de Renault. El fabricante francés, en su apuesta por la movilidad eléctrica,  optó hace más de media década por desarrollar un pequeño cuadriciclo biplaza totalmente eléctrico para aquellas personas que buscan una solución de transporte personal para moverse diariamente por entornos urbanos.

Sus prestaciones, diseño y, en definitiva, su concepto, le valió de una gran popularidad durante su primera etapa comercial. Fue uno de los pilares usados por Renault para promocionar su familia de vehículos eléctricos que a día de hoy, en el canal de particulares, está sustentada básicamente por el Renault Zoe. Sin embargo, y como si de una moda se tratase, la novedad pasó y desde entonces el Twizy ha pasado a un segundo plano para aquellos conductores interesados en comprar un vehículo eléctrico.

En su momento más álgido se llegaron a vender 9.000 unidades del Renault Twizy en Europa. Sin embargo, desde hace unos años sus ventas han ido cayendo de manera alarmante hasta perder 2.000 matriculaciones anuales. Actualmente está muy por debajo de los objetivos de ventas establecidos por Renault.

Esta situación contrasta con la que el Renault Twizy está viviendo en Corea del Sur, uno de los principales mercados automovilísticos asiáticos. Durante el otoño de 2018 la marca del rombo anunció que trasladaría la producción del Renault Twizy de Valladolid (España) a Busan (Corea del Sur), un movimiento estratégico que busca la supervivencia del modelo más allá de una posible renovación.

La mencionada planta de Busan está operada por Renault y su socio local, Samsumg Motors. Desde que se hiciese público que la producción del Twizy sería llevada a la península coreana el pequeño eléctrico francés se ha convertido en toda una sensación entre los conductores que buscan una solución de movilidad urbana y totalmente eléctrica. Para hacernos una idea de la «segunda juventud» que vive el Twizy solo tenemos que echar un vistazo a sus datos de ventas en corea del sur durante el pasado mes de noviembre de 2018.

En noviembre del pasado año se vendieron en Corea del Sur  más de 1.400 unidades del Renault Twizy. Según informaron los medios coreanos, la promoción que está haciendo el fabricante está siendo clave en esta creciente popularidad. Son más de 3.700 consultas de información las que está recibiendo la marca sobre su cuadriciclo eléctrico. Gilles Normand, Jefe de Vehículos Eléctricos de Renault, ha hablado sobre esta situación: “No se puede matar este modelo. El Twizy no está muerto todavía. Hemos podido personalizarlo para la demanda local en Corea, para el servicio postal o para las flotas de las empresas de entrega, por el contrario, en Europa tiene un uso más particular. El consumidor coreano ha respodido bien”.

Autor: https://www.motor.es/noticias/renault-twizy-corea-del-sur-201953998.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *